lunes, 16 de noviembre de 2009

Looking for Joan

"Se acostó con todas las estrellas de la Fox, salvo con Lassie..." Bette Davis dixit

He visto últimamente alguna película en la que para mi suerte y solaz aparecía Joan Crawford. Razón más que suficiente para darle la bienvenida visual a este blog. La he visto de joven , incluso de muy joven, es decir, alejada de esa imagen de pestañas postizas marca de fábrica, alejada de aquella madura Vienna que enamoraba (de nuevo, ¿o era al revés?) al Sterling Hayden de Johnny Guitar. La he visto de jovencita, cuando el sonoro balbuceaba todavía. Me gustan las dos, hasta cuando su pelo era rubio.
Gustan aunque no quiera los labios carnosos de Joan Crawford, exagerados de carmín o no. Quiero encontrar un equivalente en el cine posterior pero no doy con ella (¿quizá las francesas?). No estuvo nada mal aquella vez que tuvo que estar a la altura de Bette Davis, cuando aquello de Baby Jane. Su aspecto de señora con mayúsculas no quita a un lado ligeramente macarra. Y ambiguo. Y promiscuo. Historias hay (que se lo digan a Marilyn).
Era guapa, la tía.

2 comentarios:

ESTHER dijo...

Hola José, la foto elegida es muy buena. Me gustan los claroscuros, la composición, el encuadre, la pose de ella, su gesto, su mirada imprescindible, su pelo, su ropa, la máquina de escribir, las tazas de café, cómo cruza las piernas, una mano con guante y otra sin guante. Máximo glamour, máxima sugerencia.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

¿Guapa? La hierba que fumas debe ser la hostia, tío... Peculiar, sí. Pero GUAPA, ni hablar. Guapa es Isabelle Adjani, guapa es Monica Bellucci, pero Joan Crawford, ni en tus mejores sueños.