domingo, 19 de septiembre de 2010

Las chicas de la playa

Marie Riviere me deslumbra en El rayo verde, Eric Rohmer, 1986.

El otro día se murió Claude Chabrol. Y hoy me he dado cuenta de que este año también lo ha hecho Eric Rohmer. Así pues, la nouvelle vague se nos queda con Jean Luc Godard como máximo representante de aquella ola francesa. Porque en su día se fue Truffaut. O sea. En los noventa Candice Bergen se quedó viuda por Louis Malle. Agnès Varda es la mujer del grupo, vive y últimamente hace documentales. Me gustan de sus películas, como Cleo de 5 a 7. Jacques Rivette, Alain Resnais viven, siguen haciendo películas, pero son otra historia. Hay una película que se llama Mi refugio (estoy teniendo un deja vu, no sé por qué) en la que hace un cameo Marie Riviere, una habitual del cine de Rohmer. En Mi refugio Marie Riviere hace un pequeño papel, un cameo, un guiño, una coña del director François Ozon, en una playa. Me imagino a Ozon hablando la noche en que se rodó esa escena (prácticamente plano) con Marie Riviere, y más escuchando que hablando: de Rohmer, de El rayo verde. Me gustó Mi refugio y me gustó la escena-plano. Lo imagino, ellos dos con la brisa nocturna de la misma playa. En El rayo verde también hay playa. Y no diré cómo o dónde terminan aquellos cuatrocientos golpes de Truffaut. Lo que más me viene al recuerdo de aquellas películas, aparte de Jean Pierre Leaud haciendo de Antoine Doinel, son ellas. Hablé de Claude Jade, ahora de Marie Riviere. Algún día me vendrá otra a la mente.

PD: hoy se ha muerto Labordeta y tenía que decirlo. Y a Murakami me parece que le gusta mucho la nouvelle vague.

4 comentarios:

ESTHER dijo...

Tu también eres un fiera, José.

Dices que la mujer de la playa que aborda a la protagonista era Marie Riviere? Pues ni cuenta me di. Además el papel cortísimo que le tocó era antipático. Siendo ella una tía estupenda.

No sé si has visto Swimming pool, de Ozon, con Charlotte Rampling. me gustó muchísimo. Incluso más que Mi refugio. La vi más redonda. Y tienen la dos pelis mucho que ver.

Con este post me han entrado todavía más ganas de ir a la Filmoteca! Qué gran movimiento la Nouvelle Vague, grandes directores, actores y magníficas películas.

Me da mucha pena que haya fallecido Labordeta.

Muchos besos y abrazos.

josé miguel dijo...

Hola, Esther, qué tal. Sí, vi también Swimming pool y me pareció un thriller interesante, como los que a veces hace Ozon. Mi refugio me gustó más, siendo como es, por otra parte, un drama, pero cada vez que me dispongo a ver algo de Ozon, sé que habrá calidad.

Y sí, aquella mujer medio loca de la escena de la playa en Mi refugio es Marie Riviere, un papel muy breve que seguro que Ozon ideó para ese momento.

Y sabes, aquí están poniendo en la Filmoteca un ciclo de las películas de Truffaut. Siempre es buen momento echar un vistazo a las películas francesas.

Besicos, Esther.

Iduard dijo...

A mí el personaje de Riviere en el rayo verde me resulta un tanto irritante... filias y fobias, mientras con Claude Jade concuerdo, sobre todo en besos robados... de Rohmer me quedo con la rodilla de clara, me fascina y no sé aún por qué... es una gran pérdida la de Chabrol, su constancia era envidiable, casi era una cita obligada todos los años lo nuevo de Chabrol... Agnès Varda sigue en excelente forma, los espigadores y las espigadoras es una pequeña obra maestra digital, por muy ombliguista que se haya hecho la Varda...

Saludos y ¡viva el cine!

josé miguel dijo...

Saludos, Iduard, gracias por comentar. Bienvenido.

Rohmer tiene una de mis películas favoritas de los años 70. en Francia y fuera de ella: El amor después del mediodía me parece una maravilla. Nos quedan sus películas, como las de Chabrol.

Un saludo.