martes, 18 de mayo de 2010

So long, Mr. Jones

Hank Jones, lozano, como siempre estuvo (Getty Images)
Como si se nos fuera alguien al que conociéramos de toda la vida. Esa frase le he escrito a Esther en su blog esta mañana en el comentario del post dedicado a Hank Jones, un pianista que seguía al pie de cañon con 91 años, que había empezado con Parker, que se había conocido todo el jazz que se ha parido desde que nació el be bop, que era el hermano que sobrevivía a Thad Jones, a Elvin Jones, el trío de hermanos más importante del jazz. Que ha dejado de tocar el piano.

A los que nos gusta un poquico el jazz hoy estamos de capa caída.

1 comentario:

ESTHER dijo...

Sí, la noticia fue tremenda. Parecía que iba a vivir muchos más años, que seguiría tocando en múltiples conciertos y de repente te enteras de su fallecimiento. Y te quedas un poco diciendo 'no es posible', 'a mi amigo estas cosas no le pueden pasar'.

Lo mejor es disfrutar de su música, alegrarnos de la cantidad de años que ha vivido y aprender que la vida es muy intensa y que un día se acaba.


Besitos, José!