lunes, 2 de noviembre de 2009

Imán

Premiere de Cómo casarse con un millonario, LA, 1953, 4 de noviembre.

No hay duda ninguna de que Humphrey Bogart supo rodearse siempre de las mejores mujeres que podían existir en la época que le tocó vivir. Que debió de ser de las buenas, por cierto. Si no en situaciones y momentos como éste de arriba, directamente en la pantalla, con Miss Bacall ("You know how to whistle, don’t ya?"), con Bette antes de Rick (café americain) y de que Humphrey se inventase el personaje. O con Kate a bordo durante dos horas (envidia cochina) y a solas en un barco destartalado y lleno de licor. Aquéllas , aquellas memorias de Africa.

3 comentarios:

ZoePé dijo...

Humphrey era un caballero de la cabeza a los pies. Ya no hay de esos Las mujeres lo extrañamos.
Un beso, con lluvia.

ESTHER dijo...

Qué glamour! Ay! Si llego a estar por allí, tendría mi foto!!!! g g g g

Por cierto, ayer fui a ver una peli que te la recomiendo con Isabelle Huppert. La peli es Home, ¿Dulce hogar?, dirigida por Ursula Meier. Vale la pena verla.

Un beso, cinéfilo.

martin dijo...

you konw, baby!
ja.
La foto, muy buena.
Te concederé el título de "buen seleccionador de fotos", que no es poco.