lunes, 11 de enero de 2010

La película imposible

En la entrega de unos Globos de Oro, Marilyn Monroe y Rock Hudson sostienen (apasionadamente) una de las estatuillas.

Quizá porque alguien llegó a pensarla, pero el tiempo se encargó de borrar el proyecto; quizá porque nadie pensaba que el mito también le engulliría a él; quizá porque, ahora visto, la foto significa; quizá porque ahora sea más fácil verlo; quizá porque jugamos con ventaja; quizá por cómo se agarran. Quizá porque en una foto de un Fotogramas salen igual que ahí pero Marilyn lamiéndose el labio superior con la lengua. Surgen por sí solas las ideas de la película que no se hizo, de la película imposible.

4 comentarios:

ESTHER dijo...

Marilyn, al igual que Audrey Hepburn, son iconos de nuestra sociedad, encuentras sus imágenes en todo tipo de artículos de diseño, desde tazas hasta monederos, por ejemplo. Rock Hudson no es tan conocido para las nuevas generaciones o nada, tuvo su gran momento. Qué pena que no se llegara a rodar la película veo sintonía entre ellos. Tampoco sé quién la iba a dirigir.

Un beso.

josé miguel dijo...

Hola, Esther.

Realmente es más un deseo de que esa película se hubiera realizado. ignoro si alguien la pensó, como digo en el post, pero quizá con el tiempo hubiera estado bien reunir a estos dos hoy mitos.

Muchos besos.

Dr.Krapp dijo...

Quiero felicitarte por tu blog ya que también pienso que no hay mejor combinación que buena música y buen cine.

Creo que a Marilyn y a Rock Hudson les favorece su propia leyenda generada en parte a raíz de su trágica muerte. En cambio la partenaire de Rock en tantas películas, Doris Day, ha quedado para la historia como la amable e insípida ama de casa norteamericana de los 50.
Saludos

josé miguel dijo...

Gracias por tus palabras, Dr. Krapp.

A Doris Day es complicado que le conozcan las generaciones de hoy. En su momento jugó el papel que dices junto a Hudson, y fue una verdadera estrella, pero levantaba tantos odios (o más) que pasiones.

Un saludo.